Cómo pasar los gases a la primera en motores diésel

Si bien los motores diésel modernos suelen tener bastante «fácil» pasar las pruebas de humos gracias al filtro antipartículas que llevan incorporado, la cosa se complica cuando el vehículo que tiene que pasarla es anterior al 2006 y no dispone de dicho elemento. Vamos a ver qué podemos hacer como propietarios para conseguir pasar la prueba de gases del vehículo a la primera.

Recuerda que ya publicamos un artículo en el que hablábamos de la opacidad en motores diésel, los valores límite de opacidad y dónde estaba el valor de opacidad en un informe e ITV.

El combustible diésel tiene muchas ventajas que ya todos conocemos (consume menos, es más barato, sus motores son más elásticos…) aunque es bastante sucio. El diésel necesita de mucho aire para poder quemarse por completo sin dejar residuo (hollín). Si acostumbramos a llevar el motor muy bajo de vueltas o haciendo recorridos muy cortos donde no estiramos las marchas… el combustible termina por no quemarse del todo y cada vez se va acumulando más hollín en el motor y la línea de escape hasta que consigue convertirse en un problema. Vamos a seguir un sencillo proceso para purgar el coche y poder pasar la ITV con éxito.

Las instrucciones que siguen a continuación LAS REALIZAS BAJO TU RESPONSABILIDAD. NO NOS HACEMOS RESPONSABLES DE LAS AVERÍAS/CONSECUENCIAS EN LAS QUE PUEDA DERIVAR ESTE PROCESO

PROCESO DE PURGA DE UN MOTOR DIÉSEL ANTES DE UNA PRUEBA DE EMISIONES

Estas instrucciones sólo se aconsejan a vehículos que hayan tenido problemas con los gases y tengan que volver a la ITV a repetir la prueba de emisiones. 

Lo primerono vayas directamente a la ITV. Vete a la autovía o a una nacional poco transitada y pon el motor a 3000rpm durante 10 minutos para sacar el máximo hollín posible. Cada 2 minutos aproximadamente quita la marcha, suelta embrague, acelera a fondo rápido y suelta. Metes la marcha y vuelves a ponerlo a 3000 hasta que completes el ciclo de 10 minutos.

En la ITV: apaga el coche hasta que entres en las líneas de inspección. Si las expectativas son las de entrar pronto, déjalo estar. Si ves que la cosa se va a alargar… deberás controlar la temperatura del motor ya que no nos interesa que se enfríe. Si empieza a bajar de 90 grados tendrás que arrancarlo y acelerarlo (más de 2000rpm) para que vuelva a los 90ºC. No es aconsejable tener que estar calentando el motor en la ITV ya que hay riesgo de volver a ensuciar la línea de escape… si ves que vas a tener que esperar mucho empieza a calentarlo cuando veas falten 5 – 10 minutos para entrar ya que si hacemos el proceso de calentamiento más de una vez corremos el riesgo de tirar el proceso de purga al traste.

Justo antes de entrar a la línea de inspección: realiza una aceleración rápido a fondo y suelta. Accede a la línea y sigue las instrucciones que te den. El coche debería estar listo para hacer la prueba de emisiones.

NO HAGAS ESTE PROCESO SIN ANTES COMPROBAR EL CORRECTO FUNCIONAMIENTO DE LOS ELECTROVENTILADORES Y EL NIVEL DE LÍQUIDO REFRIGERANTE. ES NECESARIO REVISAR ANTES QUE TODOS LOS ELEMENTOS ESTÉN EN BUEN ESTADO (MANGUITOS, CIRCUITOS DE REFRIGERACIÓN, CORREAS…). 

Si con las instrucciones anteriores tu vehículo sigue dando mal en la prueba de emisiones… no queda otra que llevarlo al taller ya que hay algo funcionando mal. Será necesario hacer un diagnóstico y cambiar las piezas que estén fallando ya que realmente está contaminando de más.

Deja un comentario

Este sitio utiliza cookies. Si sigues navegando entendemos que has leído y aceptas la página de privacidad/términos del sitio (ver ahora).

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar